LOS ANGELES (Reuters) - Los fanáticos de la clásica película "Lo que el viento se llevó" respondieron al pedido de un museo y la recaudación de fondos para restaurar varios de los extravagantes vestidos que usó Scarlett O'Hara cumplirá su objetivo en tres semanas.

El Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas en Austin, que adquiere y conserva material cultural, lanzó un llamado público el mes pasado para recaudar 30.000 dólares con el fin de restaurar cinco vestidos usados por la actriz Vivien Leigh en la película.

Los vestidos, de la colección del cineasta David O. Selznick que produjo "Gone With The Wind" -llamada en español "Lo que el viento se llevó"-, "A Star Is Born" y "Rebecca", se encuentran en un estado frágil y necesitan restauración urgente, según la descripción.

El museo dijo que más de 600 personas de 44 estados de Estados Unidos y 13 países contribuyeron a la causa.

"Esta generosa donación confirma que a las legiones de fanáticos de la película, de hecho, les preocupa", dijo Steve Wilson, conservador de cine en el Ransom Center, en un comunicado.

Wilson dijo que las donaciones permitirán al Centro Ransom restaurar los vestidos y comprar una caja de protección y maniquíes hechos a medida para que puedan ser exhibirlos de acuerdo a las mejores prácticas y estándares de conservación.

El Centro Ransom quiere mostrar los trajes en el 2014 como parte de una exhibición para celebrar el aniversario número 75 de "Lo que el viento se llevó" y también poder prestar los vestidos a otros museos alrededor del mundo.

Jill Morena, asistente de vestuario de la colección del museo, dijo que los vestidos de Selznick llegaron al centro en la década de 1980 y se mantuvieron en condiciones de humedad y temperatura controladas, en papel libre de ácido y cajas, pero el daño fue inevitable.

"La mayoría de los vestidos no se hicieron para durar más allá de la producción de la película ni se terminaron de la misma manera que la ropa de confección", explicó.

"Hemos tomado medidas para prevenir un daño mayor, pero queremos ser capaces de mostrar y compartir los vestidos de una forma segura", afirmó Morena.

La colección incluye un vestido de gala en color vino que Scarlett usó en la fiesta de cumpleaños de Ashley Wilkes, el de novia de cuando se casó con Charles Hamilton, una bata de terciopelo azul y otra verde.

También cuenta con el vestido de terciopelo verde que Scarlett hizo con sus cortinas antes de pedirle ayuda financiera a Rhett Butler.

(Escrito por Belinda Goldsmith. Editado en español por Patricia Avila)