La comparación de la vida con un baile y el mundo como un gran salón, se convirtió en la manera perfecta para explicar el proceso de enamoramiento en donde proponen que el amor es bailar.