Un bochornoso momento pasó Hannelys Quintero, elegida Miss Venezuela 2007, cuando dos jóvenes provenientes de la provincia de Zulia burlaron la seguridad del evento y en el momento en que iba a ser coronada uno de ellos le arrebata la corona, se la puso y además se sentó en el trono preparado para la triunfadora. Los jóvenes fueron retirados por los guardias, y sólo dijeron que había sido un sueño que querían cumplir desde hacía mucho tiempo.