EL RECLUSO BILL MURRAY LLEGA A TORONTO PARA PRESENTAR HYDE PARK ON THE HUDSON...

Una enigmática leyenda dentro de una industria donde es imposible mantener un secreto...

por Nickname not set - 12.1.2012 14.55.51.333 12, sep., 2012 8:22a. m.

Toronto, Canadá
Sexta Entrega

Bill Murray/APTiene la reputación de ser uno de los actores más reservados de la industria cinematográfica. Su vida no gira alrededor de conseguir los roles que mantienen en contienda a los actores de su generación, lejos de eso Bill Murray prefiere jugar golf y recorrer el mundo disfrutando de su soltería y de sus hijos.

En un acto que se ha convertido en una de las leyendas urbanas favoritas de Hollywood, el histrión ni siquiera cuenta con un agente o representante profesional por lo que atraverse a contactarlo puede resultar en una tarea casi imposible de lograr.

Tuvimos la oportunidad de platicar con Murray dentro del marco de la celebración del Festival de Toronto a propósito de su intervención en el filme Hyde Park On The Hudson de Roger Michell, una actuación que empieza a generar el "ruido" que envuelve los típicos trabajos que podrían considerarse como merecedores de reconocimiento durante el primer trimestre del año que entra.

La anécdota cuenta el histórico encuentro entre dos líderes políticos, el Rey Jorge VI de Inglaterra (Samuel West) y el Presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt (Murray) justo en el preludio de la Segunda Guerra Mundial.

"Mi participación en esta película es casi un accidente. Roger (Michell) y yo tenemos una amiga en común, una excelente diseñadora de producción quien habría trabajado anteriormente con Roger Michell en alguna cinta que no resultó como ellos esperaban, pero  ella insistía que el rodaje habría sido una de sus mejores experiencias en su vida.

"Eso me intrigaba porque la conocí cuando filmamos Moonrise Kingdom, uno de las experiencias más placenteras que he tenido en mi vida. Finalmente me enviaron el libreto de un proyecto que venía manejando desde hacía mucho tiempo, lo leí una noche y me pareció fascinante.

"Encontré en el personaje de Roosevelt a un hombre íntegro quien luchó ante la adversidad desafiando una terrible enfermedad, la cual lo tenía paralizado. Es interpretar al hombre americano en todo el sentido de la palabra. ¡Imagínate que fué reelecto en cuatro ocasiones! Ningún Presidente ha logrado eso", nos dice emocionado Murrary en la charla.

Al contrario de cualquier prejuicio que podríamos habernos creado alrededor de la personalidad de Murray, el actor resultó la persona más relajada, divertida y elocuente que podrías encontrar.

"Investigué hasta donde me fue posible acerca de la vida de Roosevelt. Creo que me llegó a salir 'humo de las orejas' de la cantidad de libros que leí. Logré entender mucho acerca de su comportamiento y de las decisiones que tomó, muchas de las cuales definieron la postura de nuestro país en esa crítica etapa de la historia", agrega el actor quien, junto a Laura Linney, fueron los únicos actores norteamericanos en un elenco donde predominaron los actores británicos dentro de una cinta filmada en Inglaterra. Una experiencia a la que Murray llamó muy al estilo "Lost In Translation".

Hyde Park On The Hudson continúa con esa moda de presentar filmes históricos en el que se nos relata, en un tono semi ficcionalizado, lo que pudo haber acontecido dentro de una habitación resguardada por cuatro paredes. Una repaso por la intimidad de los grandes líderes o figuras históricas como en cintas como La Reina o El Discurso Del Rey.

"Es fascinante con lo ocurrido a Roosevelt. Fue un hombre que sufrió erróneos diagnósticos de importantes médicos, a partir de que aparentemente contrajo polio,  los cuales fueron responsables de que estuviera confinado a una silla de ruedas gran parte de su vida. Este hombre tuvo que reinventarse literalmente en un aspecto físico através de terapias, las cuales hubieran podido sanar su condición si nos fuese porque sus compromiso como Presidente se lo impidieron."
   La cinta también generará un tanto de controversia. Hyde Park On The Hudson aborda un capítulo poco conocido por el público de la vida del primer mandatario que tiene que ver con su relación extramarital con una lejana prima Margaret Suckley (caracterizada por Linney), amorío que se mantuvo en reserva a pesar de que su esposa Eleanor (Olivia Williams) siempre estuvo al tanto de las infidelidades de su esposo.

"Mira, no podemos condenar a presidentes por sus respectivas vidas sexuales. Recuerdo perfectamente cuando sucedió el escándalo alrededor de Clinton y de esa chica practicante en la Casa Blanca. En ese momento todos condenamos las acciones del presidente. Ahora, nos preguntamos ¿Dónde está Clinton para que nos saque de nuestros problemas? La vida sexual de cada individuo es sumamente íntima o personal además de que no define la integridad de cada persona. Seguramente yo he salido con mucho más chicas que el presidente Roosevelt".

Al cuestionarle sobre su metodología, un tanto melindrosa, para escoger personajes, Murray nos respondió: "Mi anonimato en Hollywood ha sido la manera de poder sobrevivir en la industria. Trabajo muy poco pero cuando lo hago, me entrego con entusiasmo. He tenido la suerte de que las decisiones que he tomado en los últimos años han sido las correctas, colaborado con gente muy inteligente y a la que he llegado a apreciar.

"No me arrepiento de nada. Probablemente el único personaje que me ha interesado y no logré interpretar fue el que realizó Mel Gibson en El Año Que Vivimos En Peligro de Peter Weir, pero entiendo los motivos por los cuales Peter prefirió a Mel. Ambos trabajaron en Gallipolli, en fin, es el único momento que recuerdo haber querido caracterizar un determinado rol y no poder lograrlo". concluye el actor.

Queremos agradecer especialmente a Michelle Revuelta y al Hotel Farimont Royal York por las facilidades prestadas para la realización de la cobertura del Festival De Cine de Toronto.
twitter @oscaruriel

El servicio no está disponible en este momento.